top of page

ALGUNAS TENDENCIAS DE LA ARQUITECTURA ACTUAL, TESTIMONIO CULTURAL O BASURA PATRIMONIAL DEL FUTURO.


Hojeando información sobre lo nuevo en noticias de Arquitectura en la Web del TIME, conseguí un proyecto que el mas perfecto hecho Anti-Arquitectura que allá visto hasta el momento y esto me creo tal grado de indignación, que comencé a revisar el porque se ha llegado a este fenómeno tan brutal de hacer arquitectura en este siglo XXI, donde después de mantener ciertos principios elementales de hacer Arquitectura a través de tiempo, estos han desaparecido para dar paso a una neurótica presentación de hechos escenográficos que no reflejan absolutamente nada que pueda mantenerse como herencia a las próximas generaciones y que pueda ser valor cultural del hombre en la tierra. O será que ese valor Cultural que permitía reconocer que el único vestigio de la huella del hombre sobre la tierra era la arquitectura y todas las Artes que de ella puede depender, se ha cambiado por meras practicas, que determinan el grado tecnológico que nos envuelve hoy día, sin importar que desaparecerán en poco tiempo para dar paso a nuevos productos tecnológicos, y además


que no representan ni pensamientos, ni valores, ni criterios culturales del medio sociocultural donde este emplazada.


Bien, sin entrar en detalles, hagamos una retrospectiva de algunos ejemplos, para ver que podemos rescatar y entender, que la Arquitectura fue principio y final de la interacción del hombre con su contexto cultural inmediato. Recordemos las primeras presencias del hombre en la tierra, fueros determinadas por sus habitantes, simples lugares en Cavernas, pero que estaban claramente identificados con sus creencias y modos de vida, con pinturas rupestres que daban identidad a su medio cultural. Las pirámides identificaban al hombre y su preocupación por la muerte y su preparación de la vida para llegar a ella, Los templos y edificios griegos y Romanos cargados de impresionantes rasgos donde se acentuaban el poder y dominio de una civilización, su


sobrehumana permite detectar la supremacía que pretendía mantener esta sociedad desde el punto de vista social, militar y religioso. Los Castillos del Renacimiento, pretendía reconocer que la sociedad estaba congregada en grupos que eran protegidos por ciertas familias Reales, la representación exacta de la estructura social de esa época. Y al llegar a la era moderna el avance tecnológico involucraba el hecho arquitectónico con la era industrial , sin perder su identidad, existía una simbiosis del valor arquitectónico y la técnica dando como resultado impresionantes edificaciones, siendo el hombre el principal elemento de su existencia y creando nuevamente valores que han permanecido en el tiempo. Le Corbusier, planteaba una nueva idea de la arquitectura donde esta era la maquina para vivir, (Le Corbusier ponía en énfasis no sólo la componente funcional de la vivienda, sino que esta funcionalidad debe estar destinada al vivir, comprendiéndose esto último desde un punto de vista metafísico. Le Corbusier creía que el objetivo de la arquitectura es generar belleza (muy conocida también es su frase: la Arquitectura es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz), y que ésta debía repercutir en la forma de vida de los ocupantes de los propios edificios).

Pero lo que no podemos permitir es que sea en forma inversa que la tecnología sea prioridad en el hecho arquitectónico perdiendo su carácter Humano que permite identificar la sociedad donde se encuentra emplazada, convirtiéndolo en simples espectadores que lo utilizan como instrumento que ofrece la técnica sin darle el sentido de pertenencia que en el pasado era claramente identificado por las sociedades.

Dando como resultado Edificaciones que serán a corto plazo simples desperdicios tecnológicos que solo podrán existir por su calidad tecnológica como meras maquinas que albergaran actividades del hombre. En otras palabras simplemente Basura Arquitectónica que esta quedando como testimonio de nuestro avance del pensamiento Cultural del siglo XXI.

1 view0 comments

Komentarze


bottom of page